La Berenjena de Almería

Pimientos
26 enero, 2017

La berenjena es un fruto alargado de un magnífico color violeta. Debajo de su piel tersa y brillante se esconde una pulpa blanca con algunas semillas ligeramente amargas que no es preciso retirar.

Las berenjenas contienen una gran cantidad de agua y un bajo porcentaje de hidratos de carbono, proteínas y grasas. Ricas en vitaminas del grupo B y K, son muy ricas en fibra.

El mineral mayoritario es el potasio, además de pequeñas cantidades de calcio, magnesio y fósforo.

Tienen su máxima calidad cuando están tiernas y firmes, con la cáscara lisa y brillante, color uniforme, sin manchas, sin arrugas ni zonas blandas. Deben de consumirse cocinadas, pero es conveniente salarlas antes de su cocción, para eliminar su contenido en jugos amargos y reducir su humedad, consiguiendo una pulpa más densa. En este caso, el sabor es suave y su textura blanda.

Producen berenjenas todo el año.

Muy lejos del manido estereotipo que desdibuja la calidad de las hortalizas cultivadas en invernadero, los sistemas de producción bajo plástico más avanzados contribuyen, sin lugar a dudas, a lograr una oferta estable y continuada de producto durante los doce meses del año que satisface las expectativas más exigentes de sabor y calidad visual.

Se solapa la producción combinando el cultivo de diferentes variedades de berenjena y consiguiendo abastecer al mercado clientes durante todo el año con un producto de la máxima calidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *